LECHE DE REEMPLAZO >0.8 – Wombaroo Australia – 50 grs

5,36 IVA Incluido

La leche de reemplazo para petauros del azúcar y possums es un complemento específico para petauros del azúcar y otros possums, utilizado para:

  • Alimentación manual de crías huérfanas o rechazadas por la madre.
  • Suplemento cuando la leche materna es insuficiente.
  • Suplemento en parejas reproductoras, donde las hembras paren con asiduidad.
  • Apoyo en la nutrición de animales debilitados o convalecientes.

Agotado

Hay 1 personas interesadas en este producto.

Descripción

La leche de reemplazo para petauros del azúcar y possums es un complemento específico para petauros del azúcar y otros possums, utilizado para:

  • Alimentación manual de crías huérfanas o rechazadas por la madre.
  • Suplemento cuando la leche materna es insuficiente.
  • Suplemento en parejas reproductoras, donde las hembras paren con asiduidad.
  • Apoyo en la nutrición de animales debilitados o convalecientes.

 

TIPOS DE LECHE PARA REEMPLAZO PARA PETAUROS DEL AZÚCAR

La composición de la leche materna en los marsupiales experimenta cambios cuantitativos y cualitativos importantes a medida que la cría se desarrolla. Por este motivo, la leche de reemplazo para possums cuenta con dos productos, para las diferentes fases por las que pasan las crías.

 

Se toma como referencia que el ciclo completo hasta que la cría sale del marsupio por completo es igual a 1. Esto quiere decir que una cría que haya completado el 60% de su ciclo en el marsupio tiene un coeficiente de 0,6. Con esta referencia:

  • El primer producto es para todas aquellas crías con un ciclo completado hasta el 80%. (Possum milk replacer <0,8.)
  • Para crías ya desarrolladas con un 80% del ciclo de desarrollo completado dentro del marsupio, se utilizaría el segundo producto. (Possum milk replacer >0,8). ÉSTA ES LA LECHE VENDIDA EN ESTE ANUNCIO. Como normal general, es la leche a aplicar para crías que ya han alcanzado los 12gr.

Cuando se pasa de una leche inicial a la segunda composición, el cambio debe realizarse a través de una transición controlada siguiendo también las indicaciones de la tabla que se adjunta a continuación. Este cambio gradual permite una adaptación suave y fácil a la cría hacia la leche de la siguiente etapa.

 

PREPARACIÓN DE LA LECHE DE REEMPLAZO

  • La leche debe calentarse a 30ª C y ser suministrada a través de tetilla.
  • Sólo las crías que tengan los ojos abiertos deben ser animados a lamer la leche en cuentagotas, y tras comprobar que ya manejan voluntariamente sus movimientos bucales (bowel motion).
  • Es muy importante dar a la leche la densidad adecuada. Es vital pesar con exactitud la cantidad de polvo utilizado al preparar la leche de reemplazo. A modo de guía, para aquellos casos en los que la medición no sea posible, se puede utilizar la siguiente guía: 1 cucharada sopera contiene 8 gramos de producto.
  • La leche en polvo Wombaroo contiene todos los nutrientes esenciales necesarios,  y la leche se prepara simplemente con la reconstitución del polvo con agua. No se deben añadir a la mezcla nutrientes adicionales o preparar la mezcla con un volumen inferior al indicado en la etiqueta. Estas acciones aumentan la osmolaridad de la leche y hacen que sea hipertónica, lo que puede a su vez causar  diarrea. 

 

ADMINISTRACIÓN DE LA LECHE DE REEMPLAZO PARA PETAUROS DEL AZÚCAR

–          PROPORCIONES. Las proporciones indicadas en esta tabla son estimaciones en función de las necesidades energéticas diarias. La energía necesaria se determina a partir de una relación matemática entre la superficie corporal, el volumen y el peso; no sólo depende del peso corporal. Por ejemplo: un aumento de diez veces en el peso corporal sólo produce un aumento de seis veces en la demanda de energía. Esto significa que a medida que el peso corporal aumenta, el requerimiento de energía por unidad de peso corporal disminuye y por consiguiente, la necesidad de leche como porcentaje del peso corporal también disminuye. Por este motivo, CALCULAR EL APORTE DE LECHE EN FUNCIÓN DEL PESO CORPORAL ES MÁS FÁCIL, PERO INCORRECTO DESDE UN PUNTO DE VISTA NUTRICIONAL, y puede tener consecuencias negativas en las crías. La tabla proporcionada ha sido cuidadosamente calculada por el equipo de expertos nutricionistas y biólogos de WOMBAROO, y debe seguirse cuidadosamente para conseguir la eficiencia óptima de la leche de reemplazo.

–          DESTETE. Una vez que el animal se desteta, los volúmenes de leche indicados en la tabla dejan de ser válidos, ya que el animal deja de alimentarse exclusivamente de leche. El volumen de leche a aplicar tras el destete dependerá de la cantidad y el valor nutricional del resto de alimentos proporcionados.

–          FRECUENCIA. Algunos mamíferos, sobre todo los de gran tamaño,  producen leche materna con un alto contenido en proteína y energía, alimentando a sus crías con poca frecuencia. No obstante, la gran mayoría de las especies, entre las que se encuentran los petauros del azúcar, suelen amamantar a sus crías pequeños volúmenes de leche con mucha frecuencia. Por regla general, es preferible proporcionar la leche de reemplazo en cantidades pequeñas pero con mucha frecuencia. Sólo las crías de petauro ya destetadas y los adultos son capaces de digerir cantidades grandes de leche.  Un exceso de leche puede causar diarrea en las crías. Deben seguirse las proporciones indicadas en la tabla para un uso correcto de la leche de reemplazo.

–          SEGUIMIENTO. Una tasa de crecimiento consistente y homogénea es la mejor medida de una nutrición adecuada. La mejor manera de hacer seguimiento se basa en el peso regular de las crías alimentadas a mano. Cada animal tiene su tasa de crecimiento óptimo, que permite el desarrollo de la cría de manera controlada. Una tasa de crecimiento superior a la óptima puede conducir a obesidad prematura de la cría y posibles deformidades esqueléticas. Una tasa de crecimiento inferior a la tasa óptima puede conducir al desarrollo deficiente de la cría y una mayor propensión a enfermedades una vez adulta. La disminución continuada en la tasa de crecimiento puede anunciar el inicio de una enfermedad o indicar deshidratación en los petauros.

–          CONSERVACIÓN. La leche de reemplazo en polvo tiene una caducidad de 18 meses desde su elaboración. Debe mantenerse en un lugar fresco y seco. Una vez preparada, la leche puede ser congelada durante 2 semanas. Para una mayor comodidad, se recomienda su congelación en bandejas de cubitos de hielo. Una vez descongelada, la mezcla debe ser removida vigorosamente para volver a obtener una mezcla homogénea.

–          AGUA. Las crías de petauro también necesitan un aporte de agua. Una vez que las crías comiencen a salir de la bolsa y/o comiencen a moverse solas, se les debe proporcionar agua entre las comidas a parte de las porciones de leche.

–          CALOSTROS. Nótese que la leche de reemplazo no puede contener el mismo nivel de inmunoglobulinas que los calostros maternos. Por este motivo, se recomienda además la utilización de calostros como refuerzo de la alimentación manual de crías recién nacidas. WOMBAROO también produce este suplemento, llamado IMPACT COLOSTRUM SUPLEMENT.

 

DE QUÉ SE COMPONE LA LECHE DE REEMPLAZO DE LA MARCA WOMBAROO?

Existen más de 4000 especies de mamíferos, y cada una produce su propia leche materna con una composición única para alimentar a sus crías. WOMBAROO PASWELL Australia reproduce estas composiciones únicas a través de investigaciones públicas y privadas, dando lugar a sustitutivos de leche materna adaptados a cada especie o subespecie.

  • La proteína se obtiene a través de un mix de diferentes proteínas de leche bovina, recombinadas para producir la proporción deseada de caseínas y proteínas de suero de leche.
  • Los carbohidratos de la leche para marsupiales consiste en maltodextrin altamente digerible. Esta maltodextrin es un derivado de la digestión enzimática del almidón y tiene un alto contenido en glucosa y un bajo contenido en α-limit dextrin. También contiene lactosa, pero es un nivel muy bajo, fácilmente digerible por las crías de marsupiales.
  • El lípido aportado consiste en una mezcla de sólidos no grasos de leche, aceites vegetales y ésteres de ácidos grasos preparados a partir de aceite de pescado. Estos ingredientes se añaden en proporciones variables para producir la mezcla deseada de grasas saturadas, mono-insaturados y poliinsaturados. También proporcionan los ácidos grasos esenciales omega 3 ácido α -linolénico, ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).
  • Las necesidades de vitaminas y minerales para muchas especies de mamíferos son desconocidos. Donde no hay valores reportados, se añaden cantidades que son aceptables para los estándares de la cría de animales reconocidos. Una composición aproximada de cada tipo de leche se detalla con las tablas de estimación de crecimiento y la edad.

 

CONSIDERACIONES FINALES

A parte de la nutrición, existen otros aspectos igualmente importantes a la hora de cuidar crías recién nacidas de petauros del azúcar tales como la temperatura corporal, higiene, hidratación y el proceso de destete. Para todas ellas se necesita conocimiento y ciertas habilidades conseguidas a través de la experiencia, sobre todo las relacionadas con el adecuado manejo de las crías recién nacidas. Se recomienda acudir a su veterinario o criador experto para asegurar la supervivencia y adecuado desarrollo de las crías.

Información adicional

Peso 0.055 kg
Proveedores

Tamaño

50 grs

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “LECHE DE REEMPLAZO >0.8 – Wombaroo Australia – 50 grs”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…

Abrir chat
Can we help you? Podemos ayudarte?
Doubts about this product? Can we help you? 😊
Dudas sobre este producto? Puedo ayudarte? 😊